Otoño en Marina del Cantábrico

Otoño en Marina del Cantábrico

Otoño en Marina del Cantábrico

Se termina una excelente temporada de verano en Cantabria, con muchos días de buen tiempo para navegar.

Aunque siguen viéndose algunas  mañanas bonitas,  la actividad náutica se va reduciendo a la pesca y la vela de fin de semana.

Empiezan las mareas gigantes y más frecuentes los cielos grises y los vientos de oeste con chubascos.

Los trabajadores del sector aprovechan para coger unos días de vacaciones merecidas después de tantas presiones  y  esfuerzos por tener los barcos a punto. En invierno ya se harán reparaciones de envergadura más tranquilamente.

Los usuarios analizan los punto fuertes y flojos de sus barcos: quizás es tiempo de plantearse cambios, reparaciones o mejoras. Quien ha comprado barco recientemente ya sabe en que acertó y en que se equivocó.

Algunos visitarán los salones náuticos de La Rochelle o Barcelona, para ver novedades o decidir nuevos proyectos.

Los que guardan sus barcos en naves de invernaje, quedan tranquilos hasta la próxima temporada, Y quienes los dejan pasando el invierno a flote, tendrán que estar un poco mas pendientes de amarras, toldos y limpiezas.

El recuerdo de los buenos chapuzones en familia, la pesca de un bonito,  la cerveza del chiringuito con amigos o los fuegos artificiales mantendrán viva la ilusión de “salir con el barco” el próximo verano.